La visión del paisaje ecológico de la cuenca del lago de Pátzcuaro se presenta desde una perspectiva holística, es decir, bajo la concepción de que la atmósfera, la geología, la geomorfología, el suelo, la hidrología, la vegetación, la flora, la fauna, el ser humano y sus actividades inciden sobre cada uno de los elementos del medio y sobre todo el conjunto, ya que al estar en completa interacción tienen la capacidad de modificar el entorno.
En la cuenca del lago de Pátzcuaro, el agua debe considerarse como uno de los principales elementos formadores del paisaje, para que a partir de este recurso se reconozcan las interacciones existentes en la dinámica ecológica de la región.