Con la presencia colonial, la región pasó a ser una periferia con respecto a México-Tenochtitlán, siendo que en la época prehispánica los purépechas habían mantenido su independencia con respecto a los aztecas, e incluso había cierta rivalidad entre ambos. Además de lo anterior, cambió el sistema de producción agrícola y la tecnología utilizada (Toledo en Toledo et al, 1992: 15). Se establecieron nuevos cultivos y aunque la dieta a base de maíz, calabaza, frijoles, chile, venado y pescado seguía siendo importante, se introdujeron otros cultivos como manzanos, perales, membrillos, duraznos, trigo y cebada (Acuña, 1987: 200 y 201). Hubo un nuevo aprovechamiento forestal y, en la parte sur y oriente de la cuenca, se establecieron haciendas donde se crió ganado bovino para abastecer a los centros mineros de la Nueva España; también se cultivó trigo para satisfacer la demanda de la ciudad de Valladolid. Asimismo, hubo una concentración demográfica en la ciudad de Pátzcuaro y el espacio urbano se organizó a imagen y semejanza de las ciudades españolas (Toledo en Toledo et al, 1992: 15).

 
Regresar a Historia Regresar a Página de Inicio Atlas Cibernético de Pátzcuaro